Impreso/redacción

MORELIA, Mich., 18 de febrero de 2020.- A decir de la diputada morenista, Cristina Portillo Ayala, el cambio en la estrategia de seguridad que ha traído consigo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, ha demostrado el grado de improvisación con el que el Estado Mexicano estaba enfrentando al crimen organizado. “De forma increíble, la policía que hacía frente a los criminales, no tenía cuarteles cuando éstos representan, hasta simbólicamente, el control de las fuerzas del orden sobre un territorio”, señaló la legisladora.

Dijo que la declaratoria de guerra contra los grupos criminales que se realizó en el pasado, sometió al Estado Mexicano a una confrontación asimétrica. “Mientras más se estudia el proceso de crecimiento del poder y la influencia de los criminales, los especialistas nos demuestran situaciones de complicidad, así como la enorme riqueza y armamento que acumularon estos acuerpamientos. El gobierno mexicano improvisó en el pasado y las consecuencias son una tendencia en la violencia que hoy ha sido difícil revertir”, abundó Portillo Ayala.

La diputada de Morelia aseveró además que el hecho de que en Michoacán haya comenzado la puesta en marcha de los cuarteles de la Guardia Nacional, representa que el gobierno de la 4T tiene en el radar de sus prioridades a la entidad. “Después de la federalización de la nómina educativa, ahora viene esta nueva demostración de solidaridad y respaldo del gobierno de nuestro presidente hacia el Estado. Michoacán tendrá 22 cuarteles de la Guardia Nacional y con ello se contribuirá a la pacificación de nuestro Estado”.

Finalmente, la legisladora señaló que está claro el nuevo enfoque de seguridad ciudadana de la 4T y que tiene una visión mucho más integral que en el pasado. “Ahora se atiende a las causas sociales de la violencia a través de programas sociales, se combate con inteligencia financiera a los grupos delincuenciales, se tiene como prioridad la pacificación del país y no sólo la captura de capos o grandes delincuentes y se están reforzando a los cuerpos de seguridad. La visión sobre este problema ha cambiado sustancialmente y los resultados pronto vendrán”, concluyó.