Impreso/redacción

MORELIA, Mich., 5 de julio de 2019.-Ante la crisis suscitada en las filas de la Policía Federal, el Gobernador, Silvano Aureoles, llamó a cuidar la naciente Guardia Nacional y evitar que sea objeto de malas prácticas, que antaño contaminaron a las instituciones de seguridad.

En entrevista, el mandatario alertó que la reciente crisis puede ser aprovechada por los grupos criminales para promover y alentar el descrédito de la nueva fuerza de seguridad.

El perredista declaró que el proceso de acoplamiento y transición hacia la Guardia Nacional sera complejo, tardado, pero enfatizó que con la GN no se avizora una escenario al que sucedió con la Policía Federal, que fue olvidada, desantendida, sin cumplir su misión para la que fue creada.

“No avizoro igual con la Guardia Nacional. Tengo esperanza en ella, porque son soldados y marinos. Eso es sí, es una garantía importante, pero hay que cuidarlos, porque van a tareas riesgosas, es un terreno pantanoso y minado”, reconoció.

Luego, el Gobernador dijo que en Michoacán aún permanecen unos 200 elementos de la Policía Federal, que realizan labores de vigilancia en las carreteras del Estado, pero que serán incorporados en breve a la Guardia Nacional.