Impreso/redacción

MORELIA, Mich., 24 de noviembre de 2018.-El Senado de la República no es ni será espacio para la amenaza ni la presión a los gobernadores, afirmó el Senador michoacano, Antonio García Conejo, quien reprobó las declaraciones de su homólogo de Guerrero, Félix Salgado Macedonio, al advertir sobre la desaparición de poderes y la intervención de la federación en aquellas entidades que no se sumen al mandatos del nuevo gobierno federal morenista para sumarse a la nueva estrategia de seguridad.

Entrevistado vía telefónica, el perredista consideró que Salgado Macedonio, Presidente de la Comisión de la Defensa Nacional en la Cámara Alta “son desafortunadas y fuera de contexto”.

“Las actitudes cantinflescas en nada abonan al tema de la coordinación para la seguridad entre las entidades y el ejecutivo federal”, añadió.

Antonio García manifestó que el tema de la seguridad se encuentra más allá de las ideologías, las poses políticas y requiere de un esfuezo conjunto, la disposición de los tres niveles de gobierno.

“Estas amenazas, agregó, lo único que hacen es tensar aún más si escenario precio al relevo presidencial. Hoy más que nunca, México y los mexicanos requieren de la certidumbre en el combate a la inseguridad”, comentó.

El polémico legislador guerrerense amagó a los gobernadores con el garlito de desaparecer poderes en aquellas entidades que no se sumen a la estrategia federal del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

“Hay que recordarle al Senador que existe un pacto federal, que mantiene la buena relación y la coordinación en todos los ámbitos entre la federación y las entidades”, remarcó.