Impreso/redacción

MORELIA, Mich., 6 de abril de 2019.-Pese a los escenarios de adversidad y las sentencias calaminosas, el Partido de la Revolución Democrática se mantendrá vigente y como una opción real de izquierda para futuras contiendas electorales, manifestó Hélder Valencia Soto.

“Atravesamos por un etapa difícil, de traiciones y deslealtades, pero no en la inanición ni ante el ocaso”, asentó el integrante del Comité Estatal del PRD, quien sostuvo que la sangría de cuadros son parte del proceso de depuración natural que ya estaba contemplado por el partido tras la derrota del año pasado.

En el marco de los 30 años de vida del PRD, el exformador de cuadros dentro de la estructura del perredismo michoacano indicó que los tiempos apremian, de ahí que el proceso de refundación partidista no debe ser aplazada más.

Dijo que un breve balance de las tres décadas de vida, son más los positivos que los negativos; son más los aportes el desarrollo de la vida democrática de México que los desaciertos.

Y de cara al futuro inmediato, sostuvo que las elecciones de junio en Puebla, Baja California, donde se renovará la totalidad de los poderes, Quintana Roo, Tamaulipas y Durango, serán un primer termómetro para el perredismo nacional, el de puso por delante el caso de la alcaldía de Tijuana, el de la candidatura perredista puede dar un campanazo.

Valencia Soto manifestó, sin embargo, que la prueba de fuego será Michoacán, cuna del perredismo nacional, cuya misión será refrendar la plaza en el 2021.