Impreso/redacción

MORELIA, Mich., 12 de mayo de 2020.-El decreto que facultad la intervención de fuerzas armadas en temas de seguridad, no es más que el fiel reflejo de la estrategia de seguridad que siguió el Presidente de la República, Andrés Manuel López, que fue acompañada con el llamada de abrazos y no balazos a los grupos criminales mexicanos, consideró el dirigente estatal del PRD, Juan Bernardo Corona.

En conferencia de prensa, el jefe político señaló que el PRD rechaza la presencia del Ejército en las calles porque es una lucha histórica que hemos dado desde hace más de 31 años.

“La verdadera izquierda en Latinoamérica y en el mundo siempre ha rechazado que a las fuerzas armadas se les otorgue facultades extraordinarias que pongan en riesgo los derechos fundamentales de las personas”, subrayó.

Luego, alertó que el acuerdo firmado el día de ayer en la capital del país, materializa el sueño de las peores dictaduras latinoamericanas: la de detener a los ciudadanos.

Juan Bernardo Corona sostuvo que normalizar la presencia de los militares en las calles para llevar a cabo funciones de seguridad pública no le hace bien ni a la sociedad, ni al Ejército ni a la Marina y agregó que . responsabilizarlos de tareas para las que no fueron capacitados puede derivar en distintas violaciones a los derechos humanos.

“Para el PRD, la única ruta para superar la violencia es a través del fortalecimiento de las policías estatales y municipales en todo el país, la erradicación de la impunidad, y la implementación de medidas que realmente fortalezcan la educación y la economía de los ciudadanos, pero no a través de programas clientelares que sólo profundicen la pobreza de los mexicanos”, remató