Impreso/redacción

CIUDAD DE MÉXICO,  26 de agosto de 2019.- Incluir el rezago en la brecha digital como un indicador más que mida la carencia social y forme parte de la medición de la pobreza, que lleva a cabo el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), fue la propuesta que presentó Michoacán a través de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano (Sedesoh), ante integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

Al asistir, en representación del Gobernador Silvano Aureoles Conejo, a la reunión de la Conago, el titular de la Sedesoh, Juan Carlos Barragán Vélez, dijo ante la presencia de José Nabor Cruz Marcelo, Secretario Ejecutivo del Consejo Nacional para la Evaluación del Desarrollo Social, que las nuevas tecnologías son determinantes para el desarrollo social de una nación.

Por ello, consideró relevante priorizar el acceso al internet en los municipios y en las comunidades, como una herramienta más de comunicación efectiva de apoyo para estos pobladores, ya que es ahí donde se encuentra el mayor número de familias con este rezago.

“Al garantizar el acceso a las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), se logrará una mayor participación ciudadana y un aumento en el crecimiento económico de cada entidad”, mencionó el funcionario.

Asimismo, como una medida para garantizar la coordinación entre los diversos órdenes de gobierno en el tema de la asistencia social, Michoacán presentó una propuesta para conformar un Padrón Único de Beneficiarios de los Programas Sociales, tema que fue avalado por el resto de los representantes de las entidades federativas.

Este padrón atenderá y facilitará el procesamiento y organización de datos actualizados de las personas que reciben apoyos a través de los distintos programas sociales de cada uno de los órdenes de gobierno, lo que permitirá optimizar su distribución entre la población objetivo, evitando la duplicidad en la asignación de los mismos; con ello se atiende directamente las carencias y los indicadores de pobreza.

“Se trata de incidir y mejorar los indicadores que marca el Coneval, por eso, con la integración del Padrón Único de Beneficiarios, garantizamos que estamos mejorando las condiciones de vida de las y los mexicanos en situación de pobreza”, finalizó Barragán Vélez.