Impreso/redacción

MORELIA, Mich., 28 de diciembre de 2018.-Ante el nuevo plan de ajustes en la estructura gubernamental, el Gobernador, Silvano Aureoles, prometió que no se trastocará los derechos laborales de los empleados del gobierno que se encuentran sindicalizados.

En entrevista, el titular del Ejecutivo estatal dijo que el redimensionamiento de la administración pública en el estado, iniciará a partir de enero del próximo año y será a fondo.

“Seremos muy cuidadosos de cuidar los derechos laborales, pero también atender el tema de las liquidaciones en los casos correspondiente”, añadió.

Silvano Aureoles indicó que por el momento no se tiene el número de trabajadores que podrían ser dados de baja ni tampoco cuales serán las dependencias a fusionar o desaparecer.

Ante la problemática financieras que presenta el gobierno durante los últimos años, el mandatario ha realizado al menos dos ajustes en al administración pública y acudido a un plan de austeridad.

Este nuevo ajuste, según lo transcendido, implica la desaparición del Centro de Desarrollo Municipal y la fusión de la Junta Local de Caminos con la SCOP, por citar sólo algunos casos.