Impreso/redacción

MORELIA, Mich., 15 de julio de 2019.-El Gobernador Silvano Aureoles calificó de hampones, viles e ingratos a quienes se encargaron de realizar la compra y distribución de medicamentos en el sector salud de Michoacán en gobiernos anteriores, cuyo déficit heredado fue de 6 mil millones de pesos.

“Robarse el dinero del medicamento de un enfermo es criminal”, enfatizó el perredista, quien pese a ello dijo que su función no es la de repartir culpas, acusar ni endilgar responsabilidades a otros.

Silvano Aureoles señaló que antes de su gobierno, el sector salud gastaba 2 mil 500 millones de pesos para el abastecimiento de medicamentos, el cual no llegaba al 25 por ciento.

“Ahora, nosotros gastamos 800 millones de pesos para tener una cobertura de 90 por ciento para 15 meses”, explicó.

Era, añadió, el gran negocio de muchos hampones que se dedicaban a vender medicamentos caducados, envases conteniendo agua, empaques sin medicina, envíos que nunca llegaron… en fin.

Hacían negocios al amparo del poder público, dinero rápido poniendo en riesgo la salud de los enfermos, denunció.

En el balance de la gira del Presidente Andrés Manuel López Obrador, el Gobernador afirmó que Michoacán entrega un sistema de salud estabilizado, en orden, listo para iniciar el proceso de federalización de los servicios de salud.